espacio trapézio / residencias / Intercambiador ACART / Intercambiador ACART - Lidija Delic / Donforty / Aaliyah Navras / Peter Simpson

Intercambiador ACART - Lidija Delic / Donforty / Aaliyah Navras / Peter Simpson

Intercambiador ACART - Lidija Delic / Donforty / Aaliyah Navras / Peter Simpson
04/12/2015 > 10/12/2015
LIDIJA DELIC (Serbia)
Diving

Lidija Delić ha trabajado durante los últimos cinco años en dibujo y pintura, desarrollando un cuerpo de trabajo en el que usa diferentes  técnicas y formatos. Fascinada por las nociones de tiempo y memoria, Delić profundiza en las formas oníricas y en las formas elusivas de existencia. La artista crea trabajos donde aparece algo suspendido en el tiempo, como si vinieran de algún tiempo indefinido. Sus dibujos son al mismo tiempo cuidadosamente meditados y espontáneos, haciendo alusión a momentos y movimientos transitorios, evocando a menudo interiores familiares, espacios, escenas o paisajes sin afirmar que existen. El dibujo es para Delić una forma de mirar con mucha atención las cosas y los fenómenos oníricos que realmente no llegan al éxtasis incluso en su estado acabado. Los resultados no son sólo momentos pictóricos, los dibujos parecen encarnar al proceso similar de filmar imágenes fijas, y es que posee una manera muy cinematográfica de mirar los cuerpos, sus detalles y gestos, situaciones y estructuras.

Normalmente realiza su trabajo en series, ya que refleja las apariencias, los fenómenos u objetos en su movimiento perpetuo o la existencia secuencial. Aparece en las paredes y mesas en forma de instalaciones, sus piezas sugieren al efecto acumulativo de fragmentos dispares en un enigma incompleto. El trabajo de Lidija Delić comprende pintura, dibujo, fotografía, instalación y vídeo y permite la perspectiva que nos invita a reflexionar sobre el tiempo y la reiteración en los recuerdos olvidados.

En su más reciente serie titulada Buceo, una imagen es de nuevo la ocasión para una articulación artística de intensidades formales. La serie Buceo es informada sustancialmente por las posibilidades de una noción ampliada de dibujo. Los dibujos y pinturas de Delić son técnicamente muy lúdicos, conformados por los encuentros imprevisibles de cepillo y grafito con lienzo y papel cuadriculado, y los efectos variables de densidad, la luz y la sombra.

La claridad, y al mismo tiempo el ambiente confuso de estas imágenes, describen el estado de caída libre, una zona flotante, típico de nuestros pensamientos, ya que son anteriores a un descubrimiento revelador. El estado de caída libre también lleva a una paradoja si no hay un terreno donde caer, tal vez no somos conscientes del vuelo. Una vez que perdemos el suelo bajo nuestros pies y todo a nuestro alrededor se vuelve inestable y adquiere un sentido alterado del equilibrio. La perspectiva confusa de la pintura no ilustra el estado subjetivo u objetivo, sino simplemente existe como tal. Los efectos ópticos de esa indeterminación (sin uso de la perspectiva lineal) sirven para identificar un tipo de posicionamiento, a la vez ambigua y precisa.

La serie Buceo devuelve el enfoque en el propio cuerpo y experiencia física, recordándonos que la comprensión no sólo analiza meros hechos, sino que siempre está experimentando y experimentando. Permite al espectador proyectar el contenido de su propia inconsciencia en las imágenes que se ofrecen, y así iniciar o reanudar el descubrimiento y la medición de su propio espacio interno.

Texto: Milos Zec.

www.lidijadelic.com

 
DONFORTY (Grecia)
Thoughts

Don Forty es un artista griego nacido en 1985. Vive y trabaja en Atenas, donde estudió diseño gráfico y ha trabajado principalmente con pintura mural, instalaciones, además de ilustración, tipografía y diseño de impresión. Es un artista urbano muy activo, con una experiencia de más de diez años desde el 2002. Sus piezas artísticas consisten en instalaciones hechas con materiales muy sencillos encontrados en las calles. Sus diseños se caracterizan por la necesidad de expresar su sentimientos directos de una manera abstracta, con toques y líneas más intensas.

Inspirado por la política y temas sociales, su obra es una crítica contra el modo de vida moderno y la presencia de elementos naturales haciendo especial hincapié en la parte negativa de la humanidad, donde destacan su propia conciencia y sensibilidad. Los animales pintados, traen consigo un sentimiento de melancolía y su apariencia parece estar afectada por la fragilidad del ser humano. El silencio y la ausencia total de la vida se hacen emocionales. Evitar el diseño de las criaturas humanas implica la oposición entre la armonía y el caos, la confusión de la mente humana, la corrupción moral y el laberinto infinito de la vida donde la gente queda atrapada.

“¿Con qué derecho me criticas? Puedo ver la pregunta en tus ojos asustados. La escucho en tu lengua insolente. Tienes miedo de mirarte a ti mismo, hombrecillo, tienes miedo a las críticas, y al poder que te han prometido. ¿Qué uso le darás a tu poder? No lo sabes. Tienes miedo a pensar que tu yo el hombre que tu sientes que eres puede un día ser diferente de lo que es ahora: libre más que intimidado, sincero más que conspirador; capáz de amar, no como un ladrón en la noche sino un hombre a vista de todos. Te desprecias a ti mismo, hombrecillo. Te dices”¿Quién soy yo que debería tener una opinión, guiar mi vida, y llamar al mundo mío?” Tienes razón: ¿quién eres tú para reclamar tu vida?

Wilhelm Reich

www.donforty.com

 
AALIYAH NAVRAS (Polonia)
Collectors

Anna Pelc (1990) es una artista visual polaca residente en Cracovia (Polonia), que crea bajo el nombre de Aaliyah Navras. Estudió Diseño Gráfico en la Academia de Bellas Artes de Cracovia, y atraída desde el comienzo por los medios impresos, ahora trabaja sobre todo con pinturas en técnica mixta y collages.

"Mi trabajo tiende a centrarse en lo que nos rodea, la evolución emocional del hombre moderno y su coexistencia con la naturaleza. Lo que realmente me inspira en mis obras son las tribus y la correlación entre las civilizaciones antiguas y la naturaleza. Me fascinan las emociones humanas, ocultando los nombres y rostros verdaderos. También estoy encontrando interesante la energía natural y universal y su impacto en nuestro comportamiento y armonía. A través de mis obras un tanto caóticas y coloristas, hablo sobre historias de almas viejas y criaturas deterioradas".

La era de la alta tecnología ha cambiado completamente la forma en que interactuamos con otros seres humanos y se ha criado una generación más narcisista. Estamos perdiendo nuestros valores humanos primordiales en busca del éxito y las ideas transformadas de felicidad. Estamos malentendiendo la idea del tiempo. No somos dueños de él, pero aún así tratamos de medirlo, de luchar contra él o de nombrarlo. Coleccionistas es una historia sobre esta generación y sus vanos intentos de dominación de la naturaleza y el tiempo. Es una historia sobre personas que no son verdaderamente honestas con ellas mismas y que quieren hacerse cargo de otra identidad, pero al mismo tiempo están muy apegadas con su lado primitivo, con formas híbridas. Híbridos que están viviendo en un mundo violento y agresivo.

Es un viaje sobre la búsqueda de aceptación, cuestionando el mundo tal como es, a través de formas, colores y caos. Se trata de una mera ilusión dentro de la visión de mejora y de equilibrio entre la tecnología y la humanidad. Entre el verdadero yo, y el yo social. En febrero de 2015, la artista comenzó su trabajo en el proyecto Tiempo y números. El objetivo interno de la obra es crear varios capítulos utilizando la misma teoría. Cada acto presenta parte de la identidad de la artista en relación con la sociedad. La artista trabaja en muchos entornos diferentes, y se posiciona en distintas interacciones sociales, culturales y geográficas. Después de desarrollar Misfits (Polonia) e Híbridos (Rumania), Coleccionistas es la tercera parte del proyecto.

www.aaliyahnavras.com

 
PETER SIMPSON (UK)
No Exit

Ahí estaba yo, deambulando
Cuando un hombre, pesado como la miel, juntó sus manos sobre mí
Y mis ojos son verdes.
Y mis ojos son verdes.

Se giró hacia mí y movió su cabeza asintiendo
Dijo: “no pareces muy complacido”

Y el mundo como un abismo abrió sus pelotas
Y en ellas había una puerta
Y me arrastré dentro.

Un hombre similar se sentó allí con los brazos cruzados y me dijo:
“bienvenido hijo”
Y me invitó a sentarme, con un gesto de la mano hacia el suelo.
¿Sabes lo que has hecho? dijo
Has encontrado la vida eterna.

Miré alrededor y no noté nada especial
Me crucé de piernas y me senté junto a él
Y abrimos una Heineken
Y nos la pasamos.

“El problema” comentó, “es simple… tienes que conocer lo que
necesitas”, me dijo
Y bajó sus ojos hacia su nariz,
Y se sentó allí, desnudo.

Se inclinó hacia delante y dibujó una línea en suelo con un palo
Y dijo, “toma otra Heineken”
Y lo hice, y bebimos.

Y después me enseñó los agujeros de sus manos y me dijo “sólo
mírame,
¿No parezco feliz?”
Y debo admitir que lo parecía, y así lo dije.

La noche se nos pasó como si nada hasta que el sol había salido,
Oímos un ladrido de perro
Y vimos la luz ascendiendo por el muro

Y entonces sentí, mientras estaba ahí sentado, la oleada refrescante
de mi bebida
Como la corriente bajo un desagüe
Leche en mi boca.

Y el hombre, que sonrió más que nunca, se convirtió en cenizas,
Con sus dientes blancos como estrellas y su acento sureño.

www.peterjamessimpson.tumb lr.com