espacio trapézio / exposiciones / 2013 / Licencias

Licencias

Licencias
07/03/2013 > 04/05/2013

Un proyecto de Leonor Serrano Rivas.

Antonioyconsuelo arquitectos, Marta Burugorri, Daniel Cerrejón, Diego Delas, El Hijo Tonto, Carla Farren y Elena Klinnert, Rosa García, Inopia Teatro, Isabel Marcos, Moyra Montoya Moyano, Antonio R. Montesinos, Pierre Valls.

En Licencias la normativa específica de espacio trapézio sirve como punto de partida para el desarrollo de un conjunto de propuestas que tienen como finalidad legalizar el espacio. La norma, reescrita mediante un juego lingüístico, se abre a convocatoria en busca de una nueva interpretación. Una reflexión múltiple sobre esas leyes invisibles escondidas bajo los muros que rodean nuestros entornos y los delimitan.

Se aprovecha el estado específico de la sala, no sólo de su enclave, sino de una situación burocrática: la carencia de licencia de primera ocupación. Las propuestas específicas desarrolladas a partir de las ordenanzas conceden, en términos poéticos, la validez demandada.

Licencias busca la experimentación directa con el espacio; un laboratorio de acción da a los artistas y colectivos la oportunidad de trasladar su estudio o local de ensayo dentro de la sala. Durante el primer mes (07/03-07/04) una serie performances, actividades y encuentros  buscan la participación de los visitantes del mercado. Después, la muestra acoge una serie de reflexiones  específicas (11/04-04/05), procedimientos individuales sumados en una misma voz colectiva.

No es más que un intento de reconfigurar las reglas del juego, donde la norma es el punto de partida: el manifiesto a interpretar. Así, el espacio se hace voz, remontándose a sus raíces, las leyes que lo configuraron y determinaron. Licencias busca un deslizamiento hacia lo desconocido; exponerse para ser ocupado, distorsionado, perturbado por todas las artes y disciplinas en busca de una nueva identidad.

 

Licencias # acción y performance

Jueves, 7 marzo - 20 h

Pierre Valls, “Vidente”.

Durante la apertura de la exposición, el 7 de marzo, una vidente realizó una sesión esotérica en espacio trapézio. La sesión incluyó limpieza energética, llamada a la buena fortuna y la prosperidad, análisis espacial y predicción del futuro…

Jueves, 14 marzo - 20 h

Carla Farren y Elena Klinnert, "I never asked to be your mountain...".

Un proyecto colectivo que nace de una serie de experiencias paralelas donde se toma el mismo permiso que puede tener un texto: tratar desde distintos ángulos, con saltos de duración, el desarrollo fragmentado de acciones en un espacio descrito.
Las acciones llevadas a cabo en la performance hacen énfasis en la permanencia de una violencia contenida, en la evasión de la memoria y en la soledad. Desde la incomunicación con el objeto conforman una proyección frustrada en el otro, que a su vez mediante un juego de espejos busca su propia interpretación del espacio.
I never asked to be your mountain es el título original de una canción de Tim Buckley (sin remitir directamente al contenido del tema, la obra gira en torno a esta única frase).

Jueves, 21 marzo - 20 h

Inopia Teatro, "Untitled".

La acción parte del contexto específico del espacio en “limbo administrativo”. Con un juego de escalas (desde la sala a la ciudad) analiza uno a uno los niveles de desbarajustes e incongruencias en el que nos encontramos:

Nivel uno: La terraza de espacio trapézio.
  No es una terraza, es la cubierta de la planta inferior. Pero parece una terraza. Y hay veces que se usa como tal. Pero no lo es.
Nivel dos: espacio trapézio en el limbo administrativo.
  La carencia de la licencia de primera ocupación.
Nivel tres El mercado.
  Con los mismos problemas de papeleos. Además es un mercado tradicional, pero renovado. Las dos cosas a la vez.
Nivel cuatro: El barrio.
  Centro de la comunidad homosexual, donde no todos sus derechos están reconocidos.
Nivel cinco: La ciudad.
  Madrid cuenta con una alcaldesa a la que nadie ha votado.
Nivel seis: La comunidad autónoma.
  Tampoco fue elegido en las urnas el actual presidente.

¿Encontraremos los nueve niveles como en el infierno dantesco?
Una visita guiada por espacio trapézio con un tono irónico en la que el público necesita pasar por trámites, trasgredir normas, realizar un verdadero esfuerzo físico para ayudar a “levantar” un proyecto artístico.
Una acción teatral que se adentra en distintas realidades contradichas entre sí, dejando el mundo que habitamos flotando, suspendido. La verdad puede ser mentira y la mentira, verdad.

Sábado, 23 marzo | 6 abril - 20 h

El Hijo Tonto, "Presenta".

Un long form en el que cuatro actores y un músico generan hilos narrativos y atmósferas que se relacionan en una historia global a partir de la traducción e interpretación de informaciones procesadas del público. Un proceso creativo en directo en el que el público es partícipe de los trazos que conforman esas entidades escénicas.

 

Licencias # exposición

11 marzo - 4 mayo

Antonioyconsuelo arquitectos, Dejar un mensaje.
Impresión digital 60 x 80.
Los arquitectos Antonio Cantero y Consuelo Fernández interpretan la licencia original del espacio mediante el sistema automático de traducción de Google) donde se generan accidentes en la escritura. Recorridos lingüísticos de un idioma a otro que van alterando el significado del texto original. Las interferencias resultantes actúan como otro código posible cargado instantaneidad, casualidad e imperfección.

Daniel Cerrejón, Licencia.
Impresión digital / acetato / cristal.
Cerrejón manipula la normativa a través de la sustracción para obtener una visión de la actividad del espacio. Un juego de trasparencias donde palabras descontextualizadas flotan sobre el muro desnudo. Reflejos, pequeñas señas de los códigos invisibles que se esconden bajo lo construido.

Moyra Montoya Moyano, Espacio (Del lat. spatïum).
Dibujo en proceso.
Los dibujos de Montoya constituyen el archivo gráfico de la exposición. Sobre una base de bolígrafo azul la artista incorpora apuntes a lápiz sobre lo que va sucediendo en el espacio. Estos dibujos funcionan como espejos donde los relatos se enmarcan y descontextualizan para ser nuevamente interpretados. Acompañados con notas y reflexiones, nos propone un nuevo viaje sobre lo acontecido.

11 abril - 4 mayo

Marta Burugorri, Mi vecina siempre saludaba.
Vídeo, extractos de periódico, impresión digital/papel.
Las denuncias de una vecina a espacio trapézio sirven como punto de partida para generar una ficción. Se trata de una historia posible a partir de la combinación de documentos de diferentes fuentes, medios y contextos. La hipótesis de un sujeto común es el hilo conductor de este relato fragmentado validado mediante una amalgama de documentos "científicos". Se trata de un juego con el absurdo de los sistemas de información, los documentos técnicos y burocráticos donde se establecen conexiones entre diferentes vecinas del mundo. Conspiraciones, espionaje casero y un sinfín de peculiaridades que se pueden construir al sospechar de tu vecino.

Diego Delas, Jaula de Faraday.
Instalación.
Estructura de madera, emisora de radio y silla.
El principio de Faraday anuncia la imposibilidad de transmitir o recibir emisiones (información) por el hecho de encontrarnos en el interior de estructuras espaciales concretas. Un display (que recuerda a las construcciones clandestinas de los radioaficionados) reflexiona sobre un intento fallido de conectar con el exterior: se emite desde un espacio emisor de propuestas culturales alternativas, que es una especie de intruso en este contexto comercial. La propagación de tales ondas -que perturban de forma sutil el medio y transportan energía pero no materia- establece una suerte de conexión poética con las transmisiones caseras.

Rosa García, Permiso de ausencia.
Instalación/(no) acción.
Impresión digital/papel y acetato, vinilo.
La artista pide ser partícipe ausente de un contexto, la exposición, sin cumplir el reglamento establecido. Se trata de una (no) acción donde lo paradójico se presenta como eje central del discurso. Se atiene a la norma, reinterpretándola y tomando de ella aquello que se presenta como inmutable. Así pues "hecha la ley, hecha la trampa" siendo ésta un reflejo de la necesidad actual de reinventar el comportamiento civil. Dicha trampa, es una bifurcación de comportamientos donde la desobediencia pone de manifiesto las limitaciones impuestas por la obsoleta burocracia. Se trata de accionar el espacio a pesar de su "no-existencia-institucional".

Isabel Marcos, Una lista de la compra.
Acción/instalación.
Megáfono, cartela y audio (duración variable).
Varios ciudadanos anónimos de diferentes puntos del planeta comparten "una lista de la compra". La suma de sus deseos y necesidades ordinarias componen una narración múltiple donde se producen conexionesaleatorias de vidas distintas. Se trata de una combinación de situaciones cotidianas cuya suma, interacción y desplazamiento a otro mercado genera una pequeña perturbación. La propuesta se materializa a través de una proclama diaria de una de las listas. Este gesto se repite una sola vez cada día durante el periodo expositivo.

Antonio R. Montesinos, Espontáneo.
Intervención específica sobre cristalera.
Impresión digital/papel , proyección.
Basándose en la situación de incumplimiento y reinterpretación de las reglas, así como en la idea de "el espontáneo", se muestra un archivo de imágenes de los llamados streakers (gente anónima que corre desnuda en estadios deportivos o entornos públicos). La instalación se sitúa en los márgenes, en el límite del espacio de representación, donde se cuela ese ciudadano anónimo que rompe las reglas del juego. Un análisis sobre la potencia política de aquellos que crean eventos nuevos mediante actos ridículos; figuras que, en definitiva,  ocupan un espacio sin pedir licencia.

Pierre Valls, Vidente.
Acción/Instalación.
Mesa, silla, incienso, velas, cuarzo, bola de cristal, proyección.
Durante la apertura de la exposición el pasado 7 de marzo, una vidente realizó una sesión esotérica en espacio trapézio. La sesión incluyó limpieza energética, llamada a la buena fortuna y la prosperidad, análisis espacial y predicción del futuro. Vidente "habla" una lengua difícil, pero no imposible, que se configura mediante recorridos fundamentales en un intento de perturbar, distorsionar y apartar la sala de una función establecida. Todas aquellas incongruencias legales que a menudo impiden el desarrollo de la expresión fueron debilitadas.

 

Inauguración Licencias # jueves, 11 abril - 20 h

 
Colabora:
Con el apoyo tecnológico de: