espacio trapézio / exhibitions / 2012 / The Pictured Self. Videoarte performativo suizo 1990-2010

The Pictured Self. Videoarte performativo suizo 1990-2010

The Pictured Self. Videoarte performativo suizo 1990-2010
18/10/2012 > 11/11/2012

La exposición “The Pictured Self“, comisariada por Bernhard Bischoff, se centra en el autorretrato de artistas que juegan en la interacción entre vídeo y performance. Una retrospectiva histórica que muestra 20 años de videoarte en 10 posicionamientos artísticos diferentes.
 
Los trabajos presentados pueden dividirse en cuatro grupos: la cultura del vídeo musical (Com&Com, Pipilotti Rist); la relación con el entorno (Yan Duyvendak, Andrea Loux, Chantal Michel); la diversión para crear un efecto particular en el espectador (Bernhard Huwiler, Katja Schenker, Roman Signer), y el auto-retrato creado con cámaras especiales que permiten al espectador una curiosa e inusual introspección en el “uno mismo“ (Franticek Klossner, Dominik Stauch).
 
Todos los trabajos presentados tienen un nexo de unión que no se encuentra en la acción específica del artista, sino en el medio utilizado para transformarlo en videoarte. Las piezas finales no son documentos de performances; las performances cobran sentido en el vídeo. La exposición arroja luz en un pequeño pero muy importante aspecto del videoarte y lo ilustra a través de esta selección de trabajos.
 
El resultado es un paseo por 20 años de videoarte en los que podemos descubrir los trabajos de diversas estéticas, duraciones y posibilidades de interpretación.

 
Jueves, 18 de octubre - 19 h

Encuentro con el público.

  • Bernhard Bischoff, comisario.
  • Bernhard Huwiler y Katja Schenker, artistas.
       
COM&COM1_02
   

Com&Com

Side by Side, 2002.

35 mm, 4'40''

En colaboración con Dieter Meier (voz, letras), Manuel Stagars & Serio Fertitta (música), Ernst Wirz (dirección), Stefan Fraefel (producción), Pascal Walder (cámara), Antoine Boissonas (edición), Mark Wuest (coreografía).

El dúo de artistas Com&Com, que trabajan en la interacción de arte y medios de comunicación y que se autocuestionan de formas complejas, están constantemente desafiando los límites del “buen gusto“ artístico. Trabajan en diversos formatos, como películas, música, textos, fotografía, dibujo, escultura, instalaciones y pintura. Sus trabajos provocan complejos discursos estéticos y teóricos y no dejan de irritar y a la vez fascinar.

Sus parodias de género puestas en escena a la perfección se infiltran en los sistemas de “arte“ y “cultura“. En el contexto de “Swiss Trilogy“ crearon el vídeo musical “Side by Side“ que ensalza y ridiculiza al mismo tiempo el sobrevalorado mundo de la fórmula 1. Esta canción –una colaboración entre Com&Com y Dieter meier (“Yello“)- es una adpatación pop del himno nacional Suizo, que consiguieron incluir en el top ten de las listas nacionales suizas en el verano de 2002.

www.com-com.ch

 

Yan Duyvendak

Game Over, 2004

5'54''

Una co-produccion con el “Fonds régional d’art contemporain Alsace, Sélestat; Fonds cantonal d’art contemporain Genève; Centre pour l’image contemporaine Saint-Gervais Genève“.Agradecimientos a Mark Alizart, Alain Bajulaz& Pierre-Edouard De Bay, Sécurité Civile Genève, Christophe Brunet, Oliver Lehtonen, Aldo Mugnier.

En sus performances Yan Duyvendak, interesado en el juego de rol y en los aspectos de la vida real que se transforman en virtual, combina el arte visual con elementos de danza teatral. Los fenómenos de masas, sobre todo, le inspiraron para crear proyectos performativos muy estimulantes, que se caracterizan por su precisión y sentido del humor.

   
Duyvendak1_02

Así, por ejemplo, interactúa con una pantalla de televisión en sincronía con el protagonista de una película, asumiendo los papeles de cifras de ordenador, iconos comerciales, estrellas del pop o actores de cine. El vídeo “Game Over“ funciona de otra manera. En él, Duyendak ha creado un héroe cibernético entre el mundo real y el virtual. Moviéndose mecánicamente, sube y baja largos pasillos en busca de algo. La constante y aparentemente infinita repetición de los mismos movimientos, y el hecho de que siempre acaben frente a puertas cerradas, muestra nuestra propia inútil y a veces absurda búsqueda del significado de la vida.

En colaboración con Nicole Borgeat.

Vídeo: Laurent Desplands  |  Estilismo: Philipp, La Tête au Carré

www.duyvendak.com

 
002
   

Bernhard Huwiler

0,4702, 2001

3’40’’

Podríamos catalogarlo como un freak: Bernhard Huwiler tiene un curioso interés en los artilugios técnicos y los acontecimientos estrambóticos. En su trabajo "0,4702" investiga sobre el comportamiento de una vídeo cámara atada a una cuerda que hace girar en torno a él. 0,4702 es el índice de velocidad de cámara lenta con el que ha grabado la pieza, lo que al mismo tiempo hace visible el paisaje que revolotea a su alrededor. La ralentización consigue crear un peculiar cambio en la percepción y logra hacernos dudar sobre si es la cámara la que gira alrededor del artista, o el artista alrededor de la cámara. El impresionante experimento da como resultado el caótico centrifugado de un remolino. Al mismo tiempo, un efecto colateral de la pieza es que se convierte en una destacada versión de un autorretrato.

"0,4702", desconcertante y fascinante a la vez, es una obra maestra del movimiento descriptivo. “Loco y reconfortante“ son las palabras que mejor describen el trabajo de Bernhard Huwiler. Puede aparecer un trabajo improvisado, pero todo en sus piezas ha sido cuidadosamente planeado.

www.bernhardhuwiler.ch

 

Franticek Klossner

X-Ray Video, Self-portrait, 1999

8'04'

'Franticek Klossner utiliza cámaras médicas y científicas de alta resolución y espejos distorsionados para dotar a sus trabajos de una sensación de magia. Redefiniendo los límites de la percepción visual, sus trabajos se convierten en declaraciones corporales de una franqueza fascinante. Especialmente sus primeros trabajos pueden considerarse como un nuevo género de estudios contemporáneos del retrato. Entre ellos "X-Ray Video" es sin duda uno de los más radicales. Para esta pieza el artista se ha radiografiado durante varios minutos para visualizar su cráneo y su estructura ósea interna, así como su mano. Su verdadero rostro queda entonces aniquilado por la imagen. Aquí es donde empieza la videoperformance: Klossner traga o aplica sobre su piel un contraste que vuelve visible la presencia física de la superficie, de la piel y los músculos. Da a su esqueleto una nueva cara, solo para volver a hacerla desaparecer un instante después. La tecnología de los rayos X es astutamente usada de una manera poética.

www.franticek.ch

     
X-RAY-CEK-1_02
         
My_box2_02
   

Andrea Loux

My Box is My Castle, 2001

7`04''

El trabajo de Andrea Loux parece un paisaje animado poblado por personajes de las últimas décadas del siglo XX. Busca inspiración en catálogos de muebles de los años 70 y 80 que después reinterpreta en sorprendentes escenarios. Las imágenes pueden parecernos familiares, incluso si a menudo apenas son simples reminiscencias de días pasados. El trabajo de Loux se sitúa en la periferia de lo performativo y utiliza diferentes lenguajes como la instalación, el vídeo o la fotografía, que a menudo combina de manera impresionante. Para probar con ello que el espacio es siempre el centro de sus impulsos creativos. En ocasiones se adentra en aspectos que requieren aclaraciones psicológicas. "My Box is My Castle", un trabajo temprano, es uno de estos casos.

La artista “ocupa“ una pequeña caja, la examina desde un punto de vista psicológico, la conquista durante un momento para al poco volverla a abandonar, moviéndose de ese modo por el espectro de las emociones, desde la seguridad a la claustrofobia.

www.andrealoux.com

 

Chantal Michel

Sorry Guys, 1997

37'

Chantal Michel trabaja la interrelación del videoarte, la fotografía y la performance. Inspirándose en su considerable colección de ropa y accesorios se presenta como una princesa absorta en sí misma. Se transforma en una muñeca, en un juguete. En el proceso de transformación el entorno parece reducirse al tamaño de una casa de muñecas. Michel es muy buena adaptándose al contexto, reaccionando ante él y transformando la atmósfera del entorno en su propio beneficio. Sus primeros trabajos, como “Sorry Guys“ se basan especialmente en simples pero efectivas performances individuales, en las que la gravedad parece suspendida y los deseos abundan. El personaje de cuento de hadas también está presente en sus trabajos más recientes. Chantal Michel es aún la princesa encantada olvidada como objeto decorativo, absorta en su propio juego.

www.chantalmichel.ch

     
0502
       
Rist2_02
   

Pipilotti Rist

You Called Me Jacky, 1990

4'03''

En los años 70, el videoarte era un instrumento para dar una visión crítica de la sociedad y el arte. Pipilotti Rist, inspirándose en la cultura pop, la usó conscientemente como contraste hacia ello. Habitualmente sus trabajos, que tan sólo al inicio parecen seguir una narrativa, se subrayan con música y se caracterizan por una sensualidad compleja basada en los principios de la armonía y el colorismo. Fusiona diversos mecanismos de la creación visual de una manera casi sinestética. Su temática se interesa por la sexualidad, las cuestiones de género y la representación del cuerpo humano, con especial interés en el de la mujer. Rist a menudo se retrata a ella misma como protagonista lo que hace presuponer ciertos rasgos autobiográficos, aunque se declara tan solo una actriz. 

Así, en su pieza “You called me Jacky“ interpreta una canción de Kevin Coyne que saca fuera de contexto. El primer plano pictórico y el fondo parecen fundirse el uno con el otro, el decorado cambia constantemente y las imágenes aparecen y se escabullen como en la vida real.

Tutti © by Pipilotti Rist  |  Song © by Kevin Coyne

www.pipilottirist.net

 

Katja Schenker

Überdreht, Môtiers, 2003

3'07''

Agradecimientos: Patrik Schmidle, familia Tolck, Pierre-André Delachaux, Marie Delachaux, Thierry Bezzola, Liliane Ryser, Nicole Steger, Stefan Rohner, Susan Peter, Rote Fabrik.

Katja Schenker es ante todo una artista de performance a la que le gusta jugar con sus propios límites físicos y psicológicos sin jamás pasarse de la raya porque todos sus trabajos se hacen a la medida de sus propias necesidades. Sabe cómo llevar a término lo aparentemente imposible y transformar lo impensable en realidad. A menudo utiliza movimientos simples y acciones automáticas para llevar un objeto cotidiano a un nuevo estado. Cuando realiza sus performances, entra en un estado de concentración absoluta, sin hablar, convirtiendo su cuerpo en una herramienta de actuación.

   
CSCHENKER202

A nivel metafórico, sus trabajos reflejan estados de ánimo que arrastran al espectador a vivir la experiencia a nivel emocional. Para la pieza "Überdreht" Schenker está envuelta en una bolsa de tela, moviéndose lentamente hacia abajo siguiendo las leyes de la gravedad. Las imágenes se caracterizan por lo opuesto entre la visión interior y la exterior, el confinamiento y la expansión, y acumuladas en el acto de la liberación.

Performance por Katja Schenker

Realización: Claudia Bach, Dagmar Reichert.

www.katjaschenker.ch

 
Signer3_02
       

Roman Signer

Zwei Schirme, Island, 2009 

1.36’’

Roman Signer se define a sí mismo como un escultor cuya noción de la escultura basada en la visualización de acciones y procesos se ha visto expandida por la dimensión del tiempo. Encuentra un potencial creativo en los materiales corrientes y los pone en el centro de atención simplemente con pequeñas y cómicas transformaciones. Es muy conocido por sus instalaciones a gran escala en los que la dinamita o los vehículos pesados tienen una importancia crucial. A menudo, sin embargo, son las intervenciones pequeñas y

sencillas que lleva a cabo sin público las que son más destacadas. Estos instantes, sacados fuera de tiempo y jugando con él, nos hacen sonreír y reflexionar sobre nuestra propia existencia. Series de fotos, películas o vídeos son todo lo que queda después de estas acciones efímeras. "Zwei Schirme" lleva al espectador a un día de viento en Islandia. Signer utilizó dos paraguas que pegó juntos y que dejó que fueran arrastrados por el viento. El resultado es un vídeo lleno de ironía, malicia y poesía.

Cámara: Aufdi Aufdermauer  |  Edición: Dominique Müller  |  Producción: videocompany.ch

www.romansigner.ch

 

Dominik Stauch

My Personal Colour Field, 1999-2002

2’54’’

Durante muchos años Dominik Stauch ha estado desarrollando una creciente forma de pintura “mediatizada“. Sus pinturas sobre vidrio por el reverso siguen teniendo un importante papel, aunque cada vez más deben interpretarse en un contexto de instalación, relacionado con la animación por ordenador y alfombras especialmente preparadas para sus obras. Durante tres años, Dominik Stauch acudió regularmente a una tienda especializada para tener instantáneas de su aura. Las fotografías resultantes nos muestras una cabeza rodeada de haces de luz que cambian de color según el estado de ánimo del artista. In “My personal Colourfield“ Stauch utiliza la tecnología del morphing para combinar diferentes imágenes individuales en una película en la que interactúan diversas emociones acompañadas de una composición musical expresamente elaborada para la pieza. Olas de colores vienen y van, el rostro y los colores se funden casi a la perfección de un estado al siguiente. El artista nos mira misteriosamente y se transforma en una apariencia lúcida –un autorretrato hablándonos desde un nivel meta.

Guitarra: Boris Pilleri  |  Bajo: Roland Sumi

Morphing: Dominik Stauch  |  Ingeniero de sonido: Mat Calahan

www.stau.ch 

     
08_02
 
1
 
 
2
 
 
3
 
 
LOGOS